sábado, 12 de septiembre de 2009

Prodan antes de ser Luca

La historia de Luca Prodan es tan fascinante como increíble: un tipo que escapó del primer mundo y de sus vicios, de la seguridad económica de su familia y los lujos que todo ello traía, para terminar siendo una hosca estrella de rock en este país. ¿Por qué la madre de Luca asegura que sus años en Argentina fueron un regalo? Aquí veremos algunas razones.

La famiglia Prodan
Para desentramar una vida tan de película como la del protagonista de esta nota, es necesario contar un poco la historia familiar. Los Prodan eran una familia trotamundos, errante, producto de la unión de un austriaco de ascendencia italiana y una china de ascendencia escocesa. Partiendo de allí, con esa breve descripción, alcanzaría para definir por qué el Prodan que más conocemos fue así: trotamundos, errante... Pero esta historia tiene su desarrollo.
Mario Prodan, el padre de Luca, estudió en el colegio Gordonstoun de Escocia y al recibirse, viajó hacia China. Allí conoció a Cecilia Pollock, hija de un acaudalado funcionario de transportes. Para hacerla corta: Mario se convirtió en un empresario de éxito en el país más poblado del mundo, se casó con Cecilia en 1918 y tuvieron cuatro hijos. Las primeras dos, niñas claro, nacieron en Pekín: Michela y Claudia.
El abuelo de Luca era el jefe de la empresa de tranvías en Shanghai, por lo que la familia tenía una posición más que acomodada. Pero en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, los Prodan fueron víctimas del secuestro por parte del Ejército Imperial Japonés, que invadió el norte de China y encerró en campos de concentración a los ciudadanos de origen europeo. Corría 1943, y estuvieron allí 18 meses, junto a otras 4 mil personas de diferentes nacionalidades. Pasada la guerra, la familia se estableció en Roma, sin un centavo y con un destino más que incierto: Mario debía buscar un nuevo negocio para mantener a su mujer y sus niñas. Era un tipo muy vivo para los negocios, muy hábil para cualquier labor, y además un especialista de nivel internacional en arte chino. Al tiempo de llegados a Roma, un tal Federico Fellini lo fue a buscar para que produjera La Strada y, aunque finalmente no lo hizo, Mario no tardó mucho en volverse rico nuevamente.
Ya estaban establecidos en Roma cuando Luca George Prodan nació el 17 de mayo de 1953. Allí también nació el otro hijo varón, Andrea. Cecilia, ya anciana, cuenta en Luca, la película (2007) que su hijito, de cuna rica, avisó que iba a nacer, ¡en medio de una gala de ballet! Para que se comprenda el status de la familia: Cecilia rompió bolsa sentada en un palco del Teatro dell’Opera. Este acontecimiento, en definitiva pequeño y anecdótico, sería un guiño del futuro: la vida de ese niño estaría llena de sucesos extraordinarios. “Eligió un lugar apropiado”, acota simpáticamente la madre de Luca en el film de Rodrigo Espina.


Gordonstoun, momento clave
Según Wikipedia, Gordonstoun es una institución famosa “por haber educado a tres generaciones de realeza británica”. Allí fue al colegio secundario, pupilo, el líder de Sumo. De hecho, entre las personalidades asistentes a la escuela que cita la más grande enciclopedia virtual, aparece “Luca Prodan, Italian-Scottish musician, leader of the argentinian band Sumo.
Allí, en la soledad escocesa, Luca se hizo hombre: a los 11 años lo mandaron, solo, a recibir una educación ejemplar. Maltratado por su condición de extranjero, enseguida encontró compañía en un argentinito de apellido inglés que sufría las mismas cargadas que él: Martin MacKern, que directo desde Hurlingham había terminado en aquel colegio de la campiña escocesa. Martin era el hermano mayor de quien se transformaría un par de años más tarde en el compinche de Luca: Timmy MacKern llegó a Gordonstoun en el otoño de 1968, cuatro años más tarde que Luca, y su hermano le presentó a un italiano al que, según cuenta Carlos Polimeni en Luca, un ciego guiando a los ciegos, “sus padres habían metido a la fuerza en el establecimiento, soñando para él una vida de heredero”. Luca decía que su madre “era muy snob” y pensó que era lo mejor para él.
Una de las cualidades de la Gordonstoun College, era que cumplía una función como “orientadora de vocaciones”. Andrea Prodan se lo contó a la revista El Abasto en 2006: “Por ejemplo, si en la clase sos el payaso te ponen en la obra de teatro que se prepara para fin de semestre. Otro puede tener buena voz y te mandan al coro. Ellos te arman una especie de ‘carrera’ donde permiten que las personas puedan desarrollar sus cualidades”. Luca, por supuesto, fue orientado más que nada hacia sus dotes musicales. Es gracioso, pero quien le enseñó a Luca a tocar la guitarra fue el jefe de los boy scout. Timmy aseguró alguna vez que las primeras canciones que supo Prodan en guitarra, fueron “canciones de jóvenes exploradores”. En la preparatoria, Luca había sido líder del coro; en Gordonstoun estudió trompeta, y se cruzó nada menos que con el príncipe Carlos, que formaba parte de la misma sección de metales de la banda escolar. El mito cuenta que alguna vez se agarraron a trompadas.
Prodan era un alumno destacado por su inteligencia. Como ejemplo de eso, vale contar que su primera tesis fue elegida para representar al colegio en un concurso. Además de dar sus primeros pasos con la guitarra y la trompeta, se daba maña con cualquier instrumento musical, y eso le daba gusto. Aun así, su espíritu libertario nunca soportó la opresión de aquel colegio, que orientaba tu vocación, pero a la vez te obligaba a ciertas actividades que Luca detestaba y que eran contradictorias respecto de esa supuesta libertad educacional. Luca odiaba la misa diaria y las actividades físicas obligatorias. Dicen que batió el récord de latigazos propinados por los maestros: no les prestaba atención.
Por supuesto, también le afectaba el ver poco a su familia, que lo visitaba de cuando en cuando; y sentía abandono de parte de sus padres, es especial de Mario, con quien siempre llevó una difícil relación. “Él amaba a su padre, pero lo cuestionaba. Y no se podía cuestionar a mi marido”, dice la madre de Luca en Luca, la película. El hermano de Luca, Andrea le escribió una carta a Carlos Polimeni después de leer su biografía sobre Prodan, y de allí me parece interesante resaltar este párrafo: “No es verdad que nuestra familia no era unida. Que cosa extraña la familia Prodan. Nuestro padre era un campeón de todo cuando era joven. Natación, polo, equitación, etc. Hay un refrán que dice que cada hijo debe superar el status del padre. Bueh, nuestro papá amaba una familia unida. Pero con una condición, y eso es total respeto, casi feudal, hacia él. Y eso, Luca no lo podía respetar. He allí el punto de constante ruptura entre ambos. Por esto Luca se hizo portador de naturaleza y justicia -primero en nuestra familia, después en general. Sí, cuando Luca amaba mucho algo, era casi siempre porque esta cosa tenía algo de orgánico”.
Eso sí: el estudiante Prodan pasaba los veranos en Roma con su familia, en libertad. Digamos que veía a su familia 3 meses por año, y poco más. El resto del año se sentía preso, y quizá eso explique al tipo que se volvió un callejero en Buenos Aires, según cuentan, un caminador incansable que salía a la calle a buscar historias, acción.


La fuga
Corría el ’71 y ya le quedaba poco en el colegio escocés, ese mismo año se graduaba. Pero Luca, siempre tan particular, después de años de sufrimiento -de él y de las estructuradas autoridades del colegio, a quienes volvió locos- y cuando, uno piensa, podría haber aguantado, no pudo más: se escapó del colegio, huyó sin avisar. El revuelo fue tal que, cuando se enteraron sus padres, la mismísima INTERPOL comenzó la búsqueda del fugitivo por toda Europa. Su madre proveyó para la búsqueda una foto de Luca cuando niño, ¡chupando una lombriz!
Su primera y breve parada fue Londres, y aunque nadie sabía muy bien cómo había hecho para conseguir dinero, luego se enteraron: Luca vendió una carabina que amaba y tenía en el colegio. Se lo contó a Nora Fisch en una nota para el Expreso Imaginario, en diciembre de 1985: “Fui el único caso de un tipo que se escapó en el último año. (...) Me escapé cuando me di cuenta de que me estaban preparando para ser un pequeño sirviente de la sociedad. (...) Dejé una pista falsa como si me hubiera ido a Noruega en un pesquero, pero en realidad volví a Roma. Mis padres tenían detectives buscándome en Noruega y yo estaba a tres cuadras de su casa”. Allí, a tres cuadras de su casa, sobrevivió como pudo: hasta trabajó en el mercado del abasto, vaya paradoja si uno sabe su historia argentina, y su aporteñización en el barrio al que le terminó dedicando una notable canción.
Por supuesto, no pasó mucho tiempo hasta que lo descubrieron: Cecilia vio en una esquina a Luca y un amigo suyo charlando con la policía, por una contravención que habían cometido con una moto. Cecilia, que venía manejando, se distrajo para confirmar que se tratara de su hijo y chocó contra un árbol. Pero sí, era Luca nomás. Lo habían encontrado, y lo mandaron a terminar el colegio en Roma. Volvió locos a todos. Además, tenía que hacer el servicio militar y no se presentó.
Por si faltase algo, cayó preso por tenencia de marihuana y luego por desertor del ejército, por lo que varios meses del ’72 los pasó tras las rejas. En el medio, se fue de vacaciones a Londres con su amigo Timmy, en lo que fueron dos meses de experimentación con todo: al fin estaban en libertad.


Inglaterra, ése lugar fundamental
Después de esos meses de encierro italiano, Luca decidió irse a Inglaterra, “el único país en donde conocía el idioma”. Allí se reencontró con Timmy, que fue a Londres a estudiar fotografía. Hicieron de todo, incluso visitaron Marruecos en 1974. Vivir con un tipo tan certero en sus opiniones como Luca, le resultó varias veces difícil a MacKern: “Después de un tiempo de vivir con él, yo había perdido todos los amigos que tenía o podía tener. Para Luca, todos eran imbéciles, tontos o aburridos... ¡y se había armado cada quilombo...!”. Además, Luca se puso de novio, se enamoró profundamente de una chica llamada Linda, y vivieron un tiempo los tres juntos. Entre las tantas cosas que hicieron, en una ciudad convulsionada y a punto de explotar, trabajaron ¡de serenos! Sí, el cantante y el manager de Sumo fueron serenos en fábricas y oficinas londinenses... qué peligro.
Pero el peligro serio llegó para Luca tras la partida de Timmy, que dejó Londres a fines de 1975 y volvió a Argentina por la muerte de su padre. Mientras comenzaba algunos breves proyectos musicales -Luca siempre hizo música, incluso en sus breves estadías romanas acostumbró tocar la guitarra en las plazas de la ciudad- como New Clear Heads, Prodan se metió de lleno con una droga realmente pesada: la heroína.
En 1976, su hermano Andrea se instaló en Londres -vivía con su padre Mario; Luca tenía su propio departamento, comprado por el padre- por lo que compartieron bastante tiempo y aventuras, entre ese ’76 y el ’79. Entre otras aventuras, los hermanos Prodan vieron el nacimiento del punk. Luca comenzó a trabajar en el sello discográfico Virgin, que por esos días editaba, por ejemplo, a los mismísimos Rolling Stones: había encontrado un trabajo que le gustaba y en el que ocupó diversos puestos, entre ellos, otra vez, el de sereno.
Luca no se consideró nunca a sí mismo un activista de aquella movida punk, pero de a poco se fue fascinando con ella. En Londres comenzó a componer canciones con más frecuencia, y se grababa en una portaestudio chiquita que se había comprado: por ejemplo Teléfonos / White trash, un clásico de Sumo, fue compuesto en el año 1975, en un día frío en la capital inglesa. Sus años allí los comenzó viendo a Pink Floyd, Genesis, Peter Hammill, David Bowie y los Stones, pero los continuó con Sex Pistols, The Clash y Talking Heads, por citar algunos grupos de una lista de bandas interminable. También se fascinó con el reggae, esa contagiosa música jamaiquina que comenzaba a tener lugar en los clubes gracias a un morenito de nombre Bob, principalmente. En una entrevista que le concedió ya en Argentina a su luego compañero de banda Roberto Pettinato para la revista Le Cirque, Luca contaba que “muchos chicos lo hacían para levantar más chicas, otros para divertirse un rato. Había muchos violentos, había muchos hippies con el pelo cortado. Yo era uno de ellos. Yo no me corté el pelo: yo me vestía tipo ‘teddy boy’, que son los rockeros. Yo me vestía medio como ellos y medio punk. Era el verano del ’77, siempre en King’s Road que es una de las calles más transitadas, el sábado a la mañana”.
No pasó mucho tiempo para que visitara otra vez un calabozo. Luca cayó en la tentación del melómano, y no pudo con su rebeldía: se robó cientos de singles y elepés del archivo discográfico de Virgin, por lo que conoció también la prisión inglesa. Pero su verdadera prisión era una sola: aquella droga pesada que en ese 1977 se cargó a su hermana Claudia y su novio, que pactaron su suicidio con una sobredosis de heroína. Eso, sumado a sus desencantos amorosos, con relaciones que nunca terminaban de funcionar, lo sumieron en una depresión que fue de la mano con la caída del punk. Y llegó la sobredosis, en el ’79. Cecilia voló urgente hacia Londres, con la desesperada certeza de que se iba otro hijo, de la misma forma. Luca tuvo un coma hepático durante una semana, producto de la ingestión de drogas pesadas que le habían destrozado el hígado. Él mismo, luego de una recuperación milagrosa que sorprendió a todos los médicos del hospital público en que se encontraba internado, decidió volver a Italia. (Se lo contó también a Nora Fisch en aquella nota del Expreso: “Cuando salí dije ¡basta! Me tengo que ir, pensé. Yo era desertor del servicio militar, pero volví a Italia y dije: ‘Pónganme preso, soy drogadicto, hepatítico, hecho mierda’. Estuve en la cárcel dos meses, después en el hospital, y ahí me sacaron...").

La foto
En esos 4 años y pico de distanciamiento, la vida de Timmy MacKern viró hacia situaciones mucho más luminosas que las de Luca en Londres. Timmy se casó y tuvo dos hijas en ese período, y se instaló en Sierra Grande, Córdoba. Casualidades de la vida, dicen, su madre Cynthia había andado por Londres en aquel convulsionado 1979. Timmy, por supuesto, le había dado la dirección de Luca para que lo visitase, y aprovechó la ocasión para enviarle al italiano una foto de su familia posando en Córdoba. Se dio el encuentro entre Cynthia y el pelilargo Luca -y su novia de aquel entonces-, y la madre de Timmy le dejó como obsequio de su amigo aquella simple e inocente foto familiar: Timmy con su mujer y una hija en los brazos de cada uno, más la perra acompañando. Para cualquier persona, aquella imagen hubiera sido poco más que una bonita postal, pero para Luca fue una señal de paz y vida. En la letra de Warm mist, una canción desgarradora y emocionante que le dedicó a su hermana y que aparecería más adelante en Corpiños en la madrugada, el italiano cantaba que “no quería seguir ese camino”, y le pedía al Señor que no lo deje morir “rodeado por este gris”. El mensaje era claro: Prodan no quería partir, no era su momento.
E iba a tener su última chance: su jugada más celebre, al fin.
En un intercambio de cartas que se dio a los meses con Timmy, Luca le dijo, certero como siempre, que estaba mal pero que “quería vivir”. Apuró trámites y organizó todo lo debido para su siguiente fuga: sacó pasaje Londres-Buenos Aires pero dejó sus cosas a medias en Londres, por si no prosperaba su proyecto de limpieza en aquel ignoto país, en el que no podía conseguir heroína. Y llegó a la Argentina nomás. Instantáneamente se instaló en Córdoba, el lugar de la foto, y los primeros días los durmió, apenas si caminó unos metros por la residencia MacKern. No tenía fuerzas para mucho más. Cuando pudo moverse un poco y comenzó a recuperar energías, agarró una guitarra para niños que había en la casa y comenzó a tocar y a escribir. Ya había compuesto varias canciones y en la Argentina compondría varias más. La primera que escribió en Córdoba fue Winter en las sierras, que vio la luz en el documental biográfico de Espina. En la provincia del cuarteto, conoció al cuñado de MacKern, marino mercante él. El hermano de Inés Daffunchio, la mujer de Timmy, se llamaba Germán y apenas si sabía tocar guitarra criolla. Pegaron onda y comenzaron a juntarse, ahí en Traslasierra, a tocar por tocar. Al tiempo se les sumó Alejandro Sokol, un amigo de Germán que no sabía tocar, pero le pasaron un bajo y dijo “bueno”. Esa sería, al fin y al cabo, la génesis de Sumo: el italiano, que había vivido encerrado en su niñez y adolescencia entre colegios y cárceles, volvería a Inglaterra a buscar instrumentos (y a una amiga baterista de quien hablaba maravillas). Luego se afincaron en Hurlingham, y allí se terminó de perfilar la historia de un grupo que marcó al rock argentino como pocos lo hicieron. El pelilargo se volvió pelado, el heroinómano se limpió por un tiempo, -para luego caer en las trampas del alcohol-, el italiano se volvió porteño y ese desconocido que hablaba en un cocoliche medio difícil de comprender, mutó en poeta de Buenos Aires. Creí interesante contar un pasado no tan conocido para comprender mejor a este fenómeno argentino llamado Luca. Como decía él, sin ese.

(Para la próxima, el testimonio discográfico).

43 comentarios:

bonito lunch dijo...

contaba andrea que en la epoca que trabajaba en virgin conocio a andy partridge .
que decir de luca...
lo empece a ver cuando no lo conocia nadie y era raro verlo, pero a mi y a mis amigos nos gustaba y lo veiamos en el bar de mi hermano en palomar y en hurlinghan.
buena reseña tuchini.

franco dijo...

Yo que pensaba que hasta el proximo mes no ibas a postear nada.

Muy buena reseña y eso q sumo no me va ni me viene


Saludos tucho

Polanesa dijo...

Todas las historias de las "grandes estrellas" son iguales, o así las muestran.
La historia de vida de Luca, lamentablemente, terminó como tantas otras. Pero el camino que recorrió hasta llegar a ser la leyenda que es hoy, es fantástico, no tiene límites, como la música que nos dejó.
Es... ahhhhh... Muy bueno, che. Me dejaste igual que cuando salí de ver la película de Espina. Así... "ahhhhhh", como un grito de descarga, jaja.
Saludos!

Pablo Libre dijo...

Luca siempre amerita una relectura de su biografía. Aunque me gane el odio de emeygriega, para mí es el fundador del verdadero rock nacional, junto con Piazzolla (?)
Ave Luca!

clau dijo...

Ésta clase de posts son los que hacen de "La música es del aire" uno de los mejores blogs sobre música que yo haya leído jamás.

Un verdadero placer leer un texto como éste sobre un personaje tan caro a nuestros sentimiento como Luca. Sólo queda sacarse el sombrero ante Vd., Tucho. ;)

Santiago Segura dijo...

Mirá vos Lunch, ¿qué bar tenía tu hermano? Contá más, aunque sé que te cuesta porque sos de pocas palabras.

Franco, esta vez los cagué! Una semana entre post y post para mí es como escribir 3 por día más o menos. Y ojo, la reseña fue especialmente de Luca, no de Sumo.

Polanesa, Luca, más que una gran estrella fue un sujeto increible. Me gustó lo del grito para definirlo, aunque no lo pueda escuchar.

Pablo, quiero escuchar más de esa teoría! No tiren la piedra y escondan la mano, cuenten largo que los comentarios se publican igual y va a ser bardero y gracioso, supongo.

Gracias Clau, aunque me suene exagerado! A Luca lo queremos mucho porque era auténtico, de verdad. Me debo una visita a Vagabundeo, estoy vago, paradójicamente.

Abrazos.

Madi dijo...

cuántas flores te tiran, capo :)

bonito lunch dijo...

tuchini yo soy de las palabras justas, ni mas ni menos .
el bar caroline de ciudad jardin, que esta citado en una nota de la rolling stone del año pasado creo, era de mi brother y ahi empece a ver a sumo con stephanie en la batería, asi que observe de hace cuanto tiempo le hablo.

winston smith dijo...

Muy buena nota, un placer leerla

Fede dijo...

Excelente, Tucho. Es increíble la vida que llevó el Tano (y eso que murió a los 34 años).

Siempre digo que me hubiese gustado vivir en los '80 no sólo para ver a Sumo, sino que fundamentalmente para cruzarmelo en la calle al pelado Lúcas (?) y divagar un rato...

Darío dijo...

Excelente post.
Una vida para película "a lo Holywood" y todo eh.
Y qué decir de Sumo. Gran banda, y eran, para mí, los que hacían el mejor reggae, el mejor punk (el ojo blindado!!!!), el mejor funk; y todo eso junto hacía de Sumo una banda para no dejar pasar.

Santiago Segura dijo...

Las tuyas en privado son más lindas, jeje. Podías comentar algo más, guacha...

Lunch, en Caroline's debutó Sumo! Está citado en todos lados, ya lo leí un millón de veces. Deberías tener alguna foto o algo! Qué increíble, y lo contás así como si nada, yo sabía que tenías que hablar más.

Gracias Winston, y me olvidé de agradecerte por el disco, así que gracias dos veces!

Bueno, ahora con suerte te cruzás a Walas, no, Fede? O al Pity, jaja. Es increíble, en tan pocos años tantas cosas...

Darío, no sólo eso: lo mejor es que ni siquiera se daban cuenta de lo que hacían (y de que lo hacían!). Punk, reggae, funk y cosas raras como Los cinco magníficos, y perfectas como El ojo blindado...

Besos y abrazos!

Polanesa dijo...

Una vez me crucé con los chicos de Villanos... vale?

d=

Ahh, y con Jóvenes Pordioseros también.

Ohh, qué triste!

Santiago Segura dijo...

Arriba quise decir Estallando desde el océano, aunque se entendió y El ojo blindado es genial también.

Ehhhh... vale aunque sea medio baratín, doña Polanesa. Peor yo, que estuve sentado a unos metros -en diferentes mesas- de Pat* F*ntanet.

Grande Del Potro!!!
Grande AC/DC!!!

Me van a matar, es mucho para una simple noche.

Polanesa dijo...

¿Por qué la censura a la O?

Pablo Libre dijo...

Tenía, en su momento, unos piratas comprados en Lokuras de Mar del Plata con los primeros recitales de Sumo en Caroline. Ahora me fije y los ví por taringa para bajar. Se escuchan muy mal, pero son buenos documentos.

Lunch, entre las fotos de su blog y esto, es algo así como el Forrest Gump de la historia del rock argentino!

Que le quite el lugar al bobo de Rosso o a Lupo y se ponga al frente de Volver Rock, che!

Miriam Eme Eme dijo...

Lo leí ayer, pero no hice a tiempo: tremenda síntesis de una vida al palo.
Mis felicitaciones, y van en serio: a pesar los años de muerto, hay que asomarse a estas vidas.
Hay que entrarles, diría.
Hay que.

Beso!

juanelemental dijo...

Excelente!!! no tubo un rato de monotonia cotidiana como todos nostros Luca? Que bueno animarse a vivir como el.
A mi casi me boxea uno de la 25 pero arrugue.
Viene AC/DC?

Santiago Segura dijo...

Personas no gratas no merecen ser nombradas, Polanesa.

Nunca busqué esos bootlegs, Pablo, vamos a ver. Y sí, Lunch es groso pero no se da cuenta. Más respeto con Alfredito eh, un crack (al otro no lo soporto).

Gracias Miriam, cualquier elogio tuyo vale mucho. Y es divertido e interesante meterse en vidas así: de hecho, uno no sabe si creer o no cientos de datos.

Supongo que sí, Juan, pero parece que fueron poquitos momentos.
Y sí, viene AC/DC, por fin! Tdos a River el 2/12.


For those about to rock, we salute you!

Santiago Segura dijo...

Cómo es eso de La 25, Juan? Jajaja, olvidé preguntarlo.

Si Argentina dijo...

Excelente blog! Descubrí mucha música gracias a él! Saludos y muchas gracias!

Darío dijo...

You could say she's got it aaaaaaaall!

Polanesa dijo...

Todo bien. Se ve que pensamos distinto.

Santiago Segura dijo...

Gracias SiArgentina! Es la idea y me alegro.

Daríooooo, nos vemos el 2/12! Quiero ver ese inflable gigante!

Supongo que sí, Polanesa, igual todo OK. Es un tema muy jodido y creo que ellos, más allá de sus responsabilidades -que existen-, se manejaron muy mal. Mi bronca con la banda empieza por ahí, al principio los defendía pero de a poco se fueron volviendo indefendibles.
No sé si tu relación con el hecho es directa o no, pero respeto las diferencias.

Polanesa dijo...

Y... ya lo dijo Luca:
"¿Sos Callejero vos? ¡Bancatelá!"

Je, todo bien. Mejor no discutir por ciertas cosas.

Saludo!

Rips dijo...

EXCELENTE DATA!
Amigos, los invito a escuchar RIPS por Radio Atómika hoy dedicado al hombre de negro por excelencia: el Señor Johnny Cash. Un programa de luxe con una banda ideal invitada para la ocasión: Les Mentettes. 19:30 por radioatomika.blogspot.com
Saludos y gracias por el espacio!

Santiago Segura dijo...

Exactamente! Te juro que iba a contestar con eso, pero como no sabía tu relación con el tema no quise sonar soberbio ni herir susceptibilidades. Todo bien, tampoco es que no se puede discutir.

Chicos de RIPS: los estoy poniendo, nunca estoy en la PC pero ahí va. Manden el chivo a la mañana así se los puedo pasar!
Capaz lo de Luca les sirva, ahora estoy con Les Mentettes.

Polanesa dijo...

Julieta me gusta mucho, pero es muy común. Cualquiera en este mundo se llama Julieta, jaja.

Polanesa no sé de dónde habrá surgido. Es como la versión artística de mi verdadero apodo (Polakita), supongo yo.

No sé si está bueno o no, pero me acostumbré...

Lucifer Sam dijo...

Vida cinematografica le decian.
El documental de Espina esta bien hehco lastima que no hubo aportes de todos los secundarios.

Hay una anecdota muy buena que cuando estaba en Roma paseaba en bicicleta siempre y se curzaba aun viejo y lo saludaba. Un dia el señor lo invito a ser extra de una de sus peliculas, creo que se llamaba Fellini.....
Y la epoca de la casa tomada en londres que entre otros sting era habitues de las fiestas que hacia, y se juntaban los polices, segun la rolling stone.

DelPo se animara a un disquito como Vilas????

Santiago Segura dijo...

Aja, duda despejada, Julieta. Suena raro Polanesa...

Lucifer, supongo que te referís a la no aparición de Mollo, Arnedo y Pettinato (aunque de este aparecen un par de cosas viejas). Es una lástima que no estén.
Leí lo de Fellini! Era para hacer una traducción, no para ser extra, creo. De hecho esta nota tenía una especie de recuadro con el título "Luca y el cine" que al final lo dejé afuera. También iba a poner que conoció a unos cuantos pesos pesado, pero bueh... sólo con las anécdotas se pueden escribir como 20 páginas.
Esperemos que NO SE ANIME SI ES COMO EL DE VILAS!

Salutes, perdón la demora.

la viejita bonaisa dijo...

hola joven, queria felicitarlo por su blog la verdad que no entiendo de donde sale tanta informacion, los conoci por la nota en el acople y ya lei varias notas aca y me gustaron mucho.
tambien queria invitarte a que comentes en mi blog, es un lugar que se creo hace poco para debatir sobre temas de actualidad y de la vida cotidiana con un poco de humor y un poco de bronca...

nos vemos mucha suerte

lilaa dijo...

lo del pat--- f--ntanet ademas es por un mito qnada por ahijq dice q es yeta, el y la 24+1...jajajaa

Santiago Segura dijo...

Sale de todos los medios (libros, revistas, discos y demás). Es simplemente leer. Me gustó el "los conocí", convengamos que el staff es reducido. Pasaré más tarde, prometo.

Lila, lo de Fontanet más que nada lo puse porque me parece un pobre tipo, pero igual ya está, tema cerrado. Hablemos de Luca mejor. (La 24 + 1, no la tenía esa, jejeje).

Lelaina dijo...

Qué lindo post, vecino
Saludos

flaco Pierre dijo...

Aún no había nacido cuando se fue...ahora todo lo que se de él es frente a una pantalla, o las vibraciones de los parlantes. Muy buen post. Cada nuevo dato que se de él lo aleja más del suelo. No hay que adorar a nadie pero este tipo se lució. Bravo

Polanesa dijo...

¿Qué te puedo decir? Muchas gracias por el comentario!!
Es genial, cada anécdota y experiencia racinguista es invaluable, sobre todo para mí, ja. Yo creo que se podría sacar una serie de libros sobre anécdotas académicas, con muchos volúmenes durante muchos años, y vendería mucho, jaja.
Por lo menos, cuando mi hno me compró "Esa pasión inexplicable" de Salatino, lo agarré re emocionada esperando encontrar un poco de eso. Buen, después me decepcioné bastante.
Uno así pero relatado por hinchas sería más sincero, entretenido y emocionante, je.
En fin, esperemos dejar de sufrir por un rato mañana.

Saludo!

Si Argentina no va al mundial dijo...

La 24+1 jajajjaja
O la 100-75 porque no puede hacer otra que restar. (Y mucho)
Lo que todavía no he visto es la peli. Y eso que ya ahce rato que salió.

Saludos!

Santiago Segura dijo...

Che, yo había contestado estos mensajes, no sé qué pasó...

Les mando un saludo a todos y al carajo! Jeje.

Luigi dijo...

Muy bueno Tucho! genial leer todo esto.

Una historia sufrida (como los hinchas de Racing... pero mejor no tocar ciertos temas, jajajajaja)

Abrazo grande

emeygriega dijo...

Acepto el reto y espero el compilado. Con 20 me alcanzan. Nos soy tozuda y me retractaré sin problema.

Pero sin hablar de unos 80 temas simplemente sacros y ya que hablaste de "Houses...", te digo que con The Rain Song, Dancing Days, No Quarter y The Ocean me dejaría morir en una silla eléctrica. (fijate que no mencioné los hits)

El que podría discutirte es Presence, pero otra vez: Four your life y Tea for one, me re sobra.

Yo ya tengo 80, espero tus 20 para admitir que debo hacerme una audiometría y pedir perdón de rodillas. Creeme que lo haré.

Besos!

Santiago Segura dijo...

Ah, estaba acá!
Me tendrías que decir si hay discos que ya escuchaste mucho y no te van, así no me gasto. Y cuales ya te gustan así no las pongo.

Houses es un discazo! Decía que después de ese LZ capaz bajó un poco (y mi intención ni en pedo era discutir a Zeppelin, que ha sido banner de este blog). De los Beatles también hay esa cantidad de temas, la cuestión no era hacer la competencia Beatles-Zeppelin! Amamos -amo- a ambos!

Un beso. Y si te llegan a gustar no tenes que hacer nada, ni pedir perdón de rodillas ni la audiometría.

emeygriega dijo...

Bueno, dale, dejame los 20 temas y te juro que los reescucho.

Yo ya te doy éstas: "Here s come the sun"
" Here, there and everywhere"(HIMNO)
"For no one", "Something"
"Blackbird" y otra de Paul que me mata, lenta, no me acuerdo el nombre porque no los escucho. Creo que del Blanco.
Si llegás a 20, te voy a felicitar de verdad. No vale Paul y George solistas ¿eh? Wings tampoco.

No pierdas tiempo con "Yesterday", "Hey Jude", "She loves you", será inútil.

El problema va a seguir siendo, en caso de que lo logres...¿debo gustar de la leyenda viviente por 20 temas cuando Zeppelin me dió 80 y Floyd 40 y Bowie 60?
Pero todo bien, espero la lista.

Besos! El desafío del album blancura!

Santiago Segura dijo...

Lo de los números es gracioso: la música se escucha, o sos una contadora de la canción? LZ te va a seguir gustando más si es lo que más te gusta, la idea no es que seas fan de los Beatles, sino que (re)conozcas mejor su obra!