viernes, 30 de marzo de 2007

Para empezar: Television – Marquee Moon


Es difícil explicar con palabras un disco cuando es tan bueno como éste.
Por empezar, vale aclarar el año de su edición: 1977, en pleno auge punk. Television la venía remando de antes, tocando en el mítico CBGB para una multitud que oscilaba entre 15 y 23 personas, entre ellas unos pibes que se hacían llamar Ramones -todo esto, según datos oficiales de Hilly Cristal (?)- muchas veces acompañados, o acompañando, a la Sra. Patti Smith.

La cuestión es que, después de editar algún que otro simple, consiguieron compañía para grabar su primer disco. Y se les ocurrió empezar su carrera discográfica con esta obra maestra. Son ocho canciones, una bomba detrás de otra. Uno espera alguno de los clásicos temas de relleno, pero termina rindiéndose ante la certeza de que el disco es perfecto, o al menos está cerca de eso. Si no, los invito a escuchar esa frenética pieza llamada Friction, o aquella otra, desoladora, Torn curtain, aunque lo mejor sería que no se pierdan ninguna. Todas las canciones llevan una belleza que quien sepa escuchar bien va a encontrar. Seguramente, cualquiera que pare la oreja en el arremolinado tema que da título al disco, o en Guiding light, por seguir citando algunos títulos, va a entender de qué estoy hablando.

Y si alguien que lee esto es músico, además, va a notar la calidad de estos cuatro monstruos. Tom Verlaine y Richard Lloyd son un dúo guitarrístico inigualable, impresionante. Además, Verlaine se encarga de darle la carga de dramatismo necesario a cada canción con esa voz marciana que le tocó tener. La base de la banda -el batero Billy Ficca y el bajista Fred Smith- tampoco se queda atrás, ambos significan un aporte fundamental en el sonido del grupo.
En fin, cuatro genios mostrando el camino hacia el rock alternativo universal (porque de otra forma no puede definirse la música que hacen, si bien pertenecen a la escena punk. Pero por sonido, ahí no encajan).

Para cerrar la historia de la banda, vale contar que Television editó otro disco, quizá no tan bueno como éste -Adventure, en 1978, un gran disco, de todas maneras- y que luego se separaron. Pero, al ver que había muchas bandas choreándoles a dos manos, en 1992 decidieron volver y editaron un extraño álbum, originalmente titulado Television. De vez en cuando, en la actualidad, se juntan a tocar, haciendo la gran Riff, muchas veces como soporte de su amiga y contemporánea Patti Smith.

Con ustedes, Television, la banda que escucharon mucho los Strokes y Franz Ferdinand de niños.

PD: Ah, de yapa, para arrancar bien con el blog, esta versión del álbum trae cinco bonus tracks, entre ellos Little Johnny Jewel, canción editada en formato de simple en 1975; y un tema instrumental (Untitled instrumental) antes inédito. Ni hace falta aclarar que el disco no está editado en el país, ¿no?

4 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Una obra maestra. Un disco unico por donde se lo mire. Bueno, pasare seguido por estos rumbos!... Saludos...

Anónimo dijo...

Suerte loco. Qué discazo!

eu dijo...

Pareces muy seguro en tus comentarios así que voy a escuchar lo que publicas a ver si mi no tan agudo oido le agrada.

Tucho dijo...

Espero que te guste, Eu...
A mí me gusta bastante (se nota, creo).